ir a Pagina Principal

La Arqueología da confiabilidad De las Sagradas Escrituras

(PARTE 3)

 Paz para las vidas de todos nuestros amados lectores. comenzaremos a compartir con ustedes esta nueva edición de estudios bíblicos, que nos demostraran como la pala del arqueólogo acredita las historias bíblicas y refuta las falsas criticas modernas que no tiene ningún argumento, solo el interés de desacreditar la Palabra de Dios. Hago eco de las palabras de Charles Spurgeon “La palabra de Dios no necesita defensa solo dejarla suelta al igual que un león no necesita defensa solo dejarlo suelto y entonces devorara a cualquier adversario”, si amado hermano, así a sido hasta nuestros tiempos, no hay ni habrá adversario alguno para la Poderosa palabra de Dios.

Bien, para comenzar con nuestro estudio haremos un recorrido por la historia de la humanidad desde el Génesis hasta hoy, pero lo haremos desde el prisma del arqueólogo.

 Primera parte:
LA ESCRITURA

 El arte de escribir. La crítica moderna suscito la teoría de que en los días de Moisés no se sabía escribir, y que los primeros libros del A.T. no podían haberse escrito sino largo tiempo después de los eventos que narran, por lo cual no contiene sino leyendas que habían sido trasmitidas por la tradición oral. Esta ingeniosa teoría, ampliamente aceptada en ciertos círculos intelectuales, ha sido uno de los ataques más insidiosos que jamás se haya hecho contra la veracidad histórica de la Biblia. Pero ahora, gracias a Dios, dentro del último siglo centenares de miles de libros, escritos sobre tablillas de barro y de piedra y de siglos y aun milenios antes de la época de Moisés, han sido descubiertos mediante las herramientas del arqueólogo, demostrándose así que aun los más antiguos de los eventos bíblicos podían haberse registrado por escritores coetáneos.                                                                                                                        

 Escritos antediluvianos han sido hallados en las ruinas de Ur, Kish y Fara por los doctores Langdon, Schmidt, y Woolley. Azur-banipal, fundador de la gran biblioteca de Asiria, habló de los escritos del tiempo anterior del diluvio.

 Grandes bibliotecas pre-abrahamicas han sido halladas en las ruinas de Ur, Nippur, Lagash y Sippar y en toda ciudad importante de Babilonia, adjunto a templos y escuelas había bibliotecas con miles de libros; diccionarios, gramáticas, obras de consulta, enciclopedias, anales oficiales, obras de matemáticas, astronomía, geografía, religión, y política.

El más antiguo documento histórico conocido, registro de un evento contemporáneo, escrito poco después del diluvio, fue hallado 1923 por Woolley en Obeid, cerca de Ur. Se trata de una tablilla de mármol de 7.5 por 10cms. Que tiene una dedicatoria que cita así: “Annipadda rey de Ur, hijo de Messanipadda, ha construido esto para su señora Nin-kharsag”. Se halla ahora en el museo británico.

El prisma dinástico de weld, el bosquejo de historia mundial mas antiguo que se conoce, escrito 100 años antes de Abraham, fue hallado en 1922 en Larsa por la expedición Weld-blundell. El prisma fue escrito en el 2170 a.C. por un escriba que se firma Nur-ninsubur, afines de la dinastía Isin; da una lista completa de reyes desde el comienzo de la raza hasta sus propios días. Hoy se encuentra en el museo Ashmolean de Oxford.

Accad, una de las ciudades de Nimrod (gen 10:10), también se llamaba Sippar que significa ciudad de libros, indicación que era conocida como famoso centro bibliotecario. Sus ruinas fueron excavadas por Rassam 1881 y por scheil en 1894. Se hallaron 60.000 tablillas, entre ellas una biblioteca completa de 30.000.

 El código de leyes de Hamurabi, gravada en un gran bloque de piedra en días de Abraham y erigido originalmente en Babilonia, fue hallado en 1902 en Susa por expedición francesa a cargo de M.J. de Morgan. Se halla ahora en el museo del Loubre en París. Es un bloque de piedra negra diorita finamente pulida, de 2.40 MT. De alto, 60 CMS de ancho y 45cms de grueso, de corte algo ovalado, hermosamente gravada por los cuatro costados en idioma babilonio-semítico. Tiene cerca de 4000 reglones, mas o menos igual al termino medio de los libro de la Biblia, siendo el escrito cuneiforme mas extenso que sea descubierto.

Un aula de escuela de los días de Abraham, con cantidades de tablillas de tareas de matemáticas, gramáticas, historia y medicina ha sido descubierta en Ur.Woolley fue el descubridor de estas 150 tablillas.

Codigo de leyes de Hamurabi El Prisma de weld Leonard Woolley Tablilla de Tel-el amarna

Las tablillas de Tel-el-amarna, 400 de ellas, cartas escritas cerca de los días de Moisés, por diferentes reyes de Palestina y Siria, a los faraones de Egipto, fueron halladas en 1888 en las ruinas de amarnas, a medio camino entre Menfis y tebas, unas  400 tablillas de barro que habían sido parte de los archivos reales de Amenhotemp III y de Amenhotemp IV, que refinaron acerca de 1400 a.C. Hoy pueden verse en los museos de Londres y del Cairo.

Escritura alfabética hecha cerca del 1800 a.C. o sea 400 años antes de Moisés, fue hallada en 1905 por Sir Flinders Petrie, en Seravit de Sinaí. Este es el escrito más antiguo que se conoce.

Escritos alfabéticos en Palestina, de la época entre Abraham y Moisés han sido hallado en las ruinas de Siquem, Aquí sellim hallo tablillas cuneiforme cananeas de periodo pre-Israelitas; documentos particulares que indican el conocimiento y uso generalizado entre la escritura y el pueblo.

Ruinas de Gezer. Aquí Garstang encontró en 1929 un jarrón del periodo 2000-1600 a.C., con una inscripción en el alfabeto sinaítico, lo cual indica este era usado en palestina en tan remotos tiempos.

Ruinas de Bet-semes. El profesor Elihu Grant de la expedición arqueológica de colegio Haverford, encontró aquí en 1930 un fragmento de un jarrón de barro cocido como del 1800 ac, con 5 reglones en tinta de escritura alfabética semítica, similar a los escritos sinaíticos.

 Amigo lector y hermano en Cristo, así mientras algunos sabios intelectuales proclamaban a voces que no se sabia escribir sino hasta mucho después de los días de Moisés, nuestro Señor y Dios en su providencia usaba la arqueología, desenterrando las evidencias y trayendolas a la luz, revelándonos  mediante cientos de miles de libros escritos mucho antes de los días de Moisés. No solamente esto, sino que estos mismos libros en muchísimas materias nos confirman los relatos bíblicos.

ARQUEOLOGIA BIBLICA PARTE 1

ARQUEOLOGIA BIBLICA PARTE 2

ARQUEOLOGIA BIBLICA PARTE 3

 

La Tabla de Barro de Ebla
home

Comparte estas enseñanzas, expande la Palabra de Dios.

Queremos servir, permítanos hacerlo

Creele a Dios Ministerios 2009